De cuando Iker Jiménez invite a Lagerfeld a su nuevo Trend Mag

Lluvia, mucha lluvia. Ideas, muchas ideas. Una mañana de sábado daba para pensar en muchas cosas. Una se planeaba la agenda de la semana que venía e intentaba descubrir –hurgando un poquito en la llaga- sobre qué podía escribir esta vez. Era casi un hecho paranormal descubrir la demasía en qué consistía todo aquello. Hacía relativamente poco que había dicho –y no juzgado- que la creatividad era casi una capacidad en extinción, y después de leer artículos tales como Camelandia en Vanidad, la verdad, por mucho que me hubiese gustado, lo seguía pensando. La vida en sí consiste en encontrarse una serie de personajes u objetos con los que debes compenetrar –o… bueno, no tanto-.

En el caso de una bloguera, en la constante búsqueda del clímax creativo, lo raro es no encontrarse con personajes merecedores de un papel protagonista en X Files. Entre las tribus urbanas había mucha cosa que encontrarse bajo la piedra.  Lo mío –acepto- que roza lo enfermizo. Adoro conocer a todos aquellos que constan de un nombre en mi Facebook, de todo el mundo puedes aprender algo  o, al menos  si te gusta escribir, tener algo que decir sobre esa persona, marca, modelo o prenda. Después de un mes de búsqueda descubres la ambivalencia de la gente con la que vas hablando, y corroboras – ¡ojo! que esto es merecedor de estar en el INE- que el tema se define en un fifty-fifty –¡y dale con los fifties…!¡ Al menos Seila estará contentita conmigo!-.  Con esto quiero decir que la suerte juega un papel importantísimo, pues es demasiado fácil encontrarse tanto con impertinentes como con gente totalmente y cien por cien adorable.  Puede parecer superficial ¿Verdad? Quiero decir, el mundo de las tendencias, la moda, el arte… y estas otras cosas guays. Tanto que los que tenemos fe en que está a punto de estallar un movimiento interesante nos convertimos en esos superficiales que ocultan su mediocridad bajo una actitud superflua para el resto de la humanidad normal –permítanme que me ría-.

La frustración es el problema. Solo hay algo que diferencia al artista del oficinista –por poner un ejemplo ¡que hay artistas que son oficinistas!-  y eso es la frustración. ¿Pero qué fue primero? ¿El Huevo o la Gallina? –comparaciones odiosas… ¡lo sé!-. Es decir, un artista dedica su vida al arte asimismo dedicándosela a él. Pero ¿trabajas para vivir o vives para trabajar? ¡Amigo! ¡Ahí viene el dilema! Cuando hago mención del Huevo o la Gallina me refiero al hecho de ¿Acaso podría surgir un artista sin haber frustración primero? ¿Sin ser criticado por entregar su vida a su sueño? ¿Sin ser merecedor de un Emmy junto David Duchovny? ¡Si es que ser artista está mal visto! Pero si no lo estuviese… ¡No tendríamos tantas ganas de serlo! –cada uno a su manera, claro-. Y es que esto no es un tema del mundo de la moda, de las tendencias o de ser más o menos guays. Si no de las creencias de cada uno sobre sí mismo. Lo superfluo comienza en el instante en el que juzgas a una persona sin conocer el significado de sus actos y te basas tan solo en el significante de los mismos – ¡joder! ¡Yo de pequeña no sabía qué habría en el huevo Kinder si no abría la capsulita! ¡¿Dónde han quedado esos valores?!-.  Ante seres tan extraños que entregan su vida por su sueño –y no porque se la den a un bichito salido de Mars Attack, sino que es una entrega simbólica- creo que habría que plantearle a Iker Jiménez que emitiese un magazine de tendencias para estudiar la actitud de los partícipes –aunque bueno, con esto no digo que Karl Lagerfeld no sea merecedor de estudio…-. <<Bienvenidos a Sexto Milenio amigos –o enemigos-  del más allá de la moda, amantes –o no…- de lo inexplicable>>

Esta entrada fue publicada el noviembre 20, 2010 a las 11:53 am. Se guardó como INSPIRATIONS, NEWS, OPINION, POSTS, TRENDS y etiquetado como , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: