Nadie dijo que fuese fácil

Esperando. La larga espera ¡Ah, sí! La larguísima espera. Martes Diez y ocho de enero del dos mil once. Este año parece dar buenas señales las justas mientras yo sigo esperándolo. Ese calendario prometedor que indicaba –como en todos- lo bueno y fructífero que sería. Y aquí estoy; aquí sigo. Esperando. Es algo complicado pensar que

Kate Moss VOGUE PARIS fashion editorial - Waiting

Kate Moss VOGUE PARIS fashion editorial - Waiting

las cosas pueden anteponerse pero no adelantarse ¿No? ¡A mí me lo parece! Resulta que, normalmente, los diez y ochos de diciembre suelen aportarte en el quiosco nuevas publicaciones sobre la carta astral, tu horóscopo en el año venidero o -¡gracias a Dios por, al menos, hacernos creer en algo!- cómo ligarte este próximo año a tal o cual que tienes atragantado entre sístole y diástole. Todo esto dependiendo –cómo no- del signo al que pertenezcas. Con la moda pasa lo mismo. La moda y sus dichosas predicciones. La moda, sus dichosas predicciones y las pasarelas que las avanzan poniéndolas ya en tela de juicio –literal y metafóricamente hablando-. ¿Pero porqué esto no se puede aplicar directamente en los hechos? Es decir, ¿No existe ninguna especie de Réflex o Trombocid aplicable en el foco del dolor? ¿De la incertidumbre? ¿De la impaciencia?

¡Vale! Las fechas están establecidas. También lo están – ¡incluso!- las horas. Y solo puedo pensar –no sin resoplar primero- en el santo momento en el que las cosas empiecen de una p**a vez.  Escribir sobre el Who’s Next de Paris, The Brandery y la 080 Fashion en Barcelona o de el posible viaje hacia ser Cibelina no es fácil cuando implica un desgaste mental del ochenta por ciento y, además, te sabes ya casi todas las brands presentes en todas y cada una de las feriecillas.  Pero el mero hecho de comprometerte con algo de lo que no sabes ni que esperar –y mejor no saberlo- es un tanto… ¿Cómo lo diría? ¡Ah sí! Degradante.

Ahora lo que toca, es elegir a qué diseñador cubrir –antes de saber si va a valer la pena-. A qué fiesta tienes que ir –antes de saber si va a valer la pena-. Qué tarifa de billete a Madrid elegir –antes de saber si va a valer la pena-. Y qué pensamiento de tu vida misma desechar –sabiendo ya desde hace tiempo que es eso, que ya no merece la pena- para poder centrarte en tu trabajo. Yo sé que vosotros, fierecillas mías del mundo internáutico, me entendéis… Ya que supongo –y espero- no ser la única neurótica impaciente sistemática de la red –y la no red ¡Que soy de carne y hueso!-.

C’est la vie!

Esta entrada se publicó el enero 18, 2011 en 10:45 pm y se archivó dentro de TRENDS. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Un pensamiento en “Nadie dijo que fuese fácil

  1. Me gusta mmuxo muuy bieeeen inesssss besito wapii

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: