Jesús del Pozo en la Barcelona Bridal Week – Una Bonita Historia de Amor

Curioso y asqueroso son dos palabras un tanto… antagónicas –y lo digo así, por decirlo de alguna manera-. Cuando hablamos de bodas, damas de honor, florecitas y demás porquerías sucedáneo político del amor, nos cortamos el suspiro. Yo cuando oigo hablar de novias modernas, alternativas y estas cosijuelas, la verdad, es que se me queda la misma cara que a Obama cuando se enteró de que el compi Osama la había palmado– si es que hubo tal cara, tal compi y tal… palmación-. ¡Vamos! a cuadros es poco y es que una novia es

Inés Troytiño en el Backstage de Jesús del Pozo

Inés Troytiño en el Backstage de Jesús del Pozo

una novia se ponga lo que se ponga, como si le da por vestirse de la Ruiz de la Prada y ponerse Wayfarers. Seguirá siendo una novia, con sus votos, sus obligaciones y le seguirán pidiendo cerveza cuando haya un partido de futbol de por medio o arrancará los palominos de los calzones del marido el sábado de colada.

Esta confusión viene dada al creer que el vestido hace la novia y no que… la novia “lleva” el vestido –véase SATC cuando Carrie, por mucho Vivienne Westwood que llevo… se queda más tirada que una colilla-. Decir que creo firmemente en la novia clásica sería tan poco creíble como decir que defiendo a una cenicienta moderna. Es un dilema, porque lo cierto es que los puntos medios nunca fueron mi fuerte, pero gracias a Dios, aún existen para algunos.

En el momento en que puse el pie en Plaza España me vi frente ese cartel, enorme, con la novia. Una novia feliz, con algo de cara de guarra, pero feliz. Tarde dos segundos en coger un taxi casi llorando de la ilusión –y no por la novia, sino porque no era en plaza España y llegaba tarde al desfile-. Cuando mojé el dedo en la Fira de l’Hospitalet y vi todas esas pijas vestidas de Diesel y Chanel, se me vino el mundo al suelo.  La etiqueta de Mango era un tanto evidente, mi bolso el de todas las ocasiones, mi pelo, liso y punto. Entonces pensé <<Teniendo a todos estos partidazos a mi lado… ¿Cómo puedo siquiera plantearme ser algún día la novia perfecta?>>. De todos modos y, como era bastante evidente, entré. Modelo tras modelo, blogera tras bloguera, jetseteriano tras jetseteriano, y cada vez me

Inés Troytiño en el Backstage de Jesús del Pozo

Inés Troytiño en el Backstage de Jesús del Pozo

sentía mas como pulgarcita. Sin querer alguien me vio y me cogió del brazo, rescatándome de aquella inmensidad de vestidos de Rosa Clará para llevarme a un sueño que ni me habíaplanteado tener: El Backstage de Jesús del Pozo. Me temblaba todo, yo iba como Pepito por su casa sin acreditación ninguna, tan solo con un favor acartonado que me dio la organización de la Barcelona Bridal Week. Todo duró segundos, y al disfrutar de ello duró milésimas. Las chicas de la comunicación sabían al dedillo cual era su trabajo, de la misma forma que sabían la gran importancia que tiene hoy el 2.0 –ojo, que se lo pregunté, no os creáis que me saco aquí las cositas de la manga-.

Desfile de Jesus del Pozo en la Barcelona Bridal Week

Desfile de Jesus del Pozo en la Barcelona Bridal Week

Cuando María Peñacoba se hizo responsable de mí, dejé de ser novia. De ser menos, de ser alguien. Pasé a ser pura, a ser objetiva dejando de lado la ocupación de soñadora. Aquella sala era real. Las costureras hacían los últimos retoques y el equipo se movía con más velocidad que el correcaminos pseudo huyendo del coyote. Hablé con todas y cada una de ellas, hasta el punto en que mi ideal se reafirmaba <<A mí, María, lo que me importa es el equipo que está detrás; al fin y al cabo, son ellos los que realmente confeccionan la marca>>. Eso fue lo que le dije a Peñacoba cuando empezó a explicarme, un tanto nerviosa, la colección; de carrerilla, como si algo malo le fuese a pasar si no lo hacía. Un año y poco marcaban su carrera en Jesús del Pozo, y su amor por lo que la envolvía se traducía en una mirada infantil, atónita, al explicarme la historia de las organzas, el mikado, las gasas o el lúrex floreado que protagonizaba aquel simple festival de texturas perfectamente hilvanadas, cosidas y compuestas sobre un busto tangible creando en sí no solo un vestido, sino una extensión de la novia. Era fácil imaginarte con esos vestidos puestos, y muy difícil no sonreir mientras lo hacías. No emocionarte, o no descojonarte cuando de repente la costurera te despertaba con alguno de sus golpes de humor. Al venir más medios, cambié de dueña para pasarme a Ainhoa, la directora general de la firma. Más acostumbrada y madura en el ambiente, no dejó hueco al suspiro de la duda. Clara, concisa y natural eran las palabras que definían su tono al hablarme del branding de Jesús y el mercado que iba adquiriendo o donde intentaba encontrar un filón –Nueva York es un simple ejemplo-. Dimos vueltas en el cubículo, hablándome ella de la fundación, de convenios que tenía la marca con escuelas de todo tipo, de la filosofía y el punto medio entre creatividad y economía… Hablamos mucho, sí. Y de hecho, sigo pensando que nos fue muy útil.

Cuando salí, y empecé a escribir esto, las modelos estaban ya vestidas y haciéndose las respectivas fotichuelas que a posteriori pondrían en alguna revista muy vendida en modus backstage. Y me gustaba, sí. Me gustaba. Tanto que no pude esperar más a mi suerte y encontré lugar en segunda fila, al lado de todas aquellas que me hicieron olvidarme de quien podía quererme. Sino que me hicieron sentir querida.

Desfile de Jesus del Pozo en la Barcelona Bridal Week - Final

Desfile de Jesus del Pozo en la Barcelona Bridal Week - Final

Esta entrada fue publicada el mayo 19, 2011 a las 9:22 pm. Se guardó como ABOUT, EVENTS, INSPIRATIONS, NEWS, PEOPLE, POSTS, TRENDS y etiquetado como , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: