Moda por y para la Moda: Nu Name under Re Construction

Campari por Wanda Buf

Campari por Wanda Buf

¿Cómo se escribe algo interesante para que, al menos, los seguidores de tu blog, se sigan interesando por él? La respuesta la tengo muy clara: Dándote absolutamente igual si lo que escribes es o deja de serlo. Lived in Bars de Cat Power encajado en una lista de reproducción de You Tube, velitas a mansalva, luz roja, mucho amor y una compresa Ausonia Súper Alas para volar tranquilamente por la noche sin las incidencias de mis perdidas gore. Todo me suena muy Vaio. Muy a la época en la que empecé el blog. Pero ¿Sabéis que? Que me da igual. Porque no es que tenga o no tenga de lo que escribir. Sino que simplemente, expreso ese algo de mí misma que sé que a las personas que deciden que le importe les va a importar, de la misma forma que a aquellas que no les importe, seguirá importándoles una mierda.

Con una patita ya en el meollo de septiembre me digo << ¿Porqué no ser como Vogue?>> y, así como de repente, me pongo a preparar un plan de ataque. << ¿Ataque a qué?>> Diréis, y yo, con toda la parsimonia del mundo os contestaré <<A mí misma>>.  Una vez,

recuerdo, que quise ser buena en esto, escribiendo, dominando un pelín el cotarro, marcando algo que no fuese precisamente tendencia, sino aceptación a la exclusividad personal que guarda cada uno bajo llave. Muchos se han enamorado de mí mediante NU NAME, muchos han tenido un desengaño y otros tantos me han calificado delmon –del montón-. ¿Qué coño importa? La vida se trata de tener sueños y, por lo menos, tener el espíritu para cumplirlos – y ya no digo la fuerza-.

Después de un periodo familiar grave, una incidencia del mismo calibre en mis zonas intimas y una sed de libertad bastante usual en mis extremidades, todo acaba llegando y no a la mente, si más no, al corazón. Ahí me encuentro con mi compi de toda la vida, esa chavalilla de cuando era peque y ganaba concursos de poesía, fotografía, dibujo y sacaba onces en sus artículos de opinión de Sociales. Esa pendona es a quién le llamo fuerza. Y es eso, simplemente eso, lo que me hace sentarme y dejar atrás a Fabián –es hora de llamar a las cosas por su nombre-, eterna piedra que yo misma coloco en mi camino cuando es demasiado fácil. Escribo y no tengo miedo. No tengo miedo de un contenido vano, no tengo miedo de la respuesta ajena, no tengo miedo de bloquearme. No tengo miedo de NO HABLAR DE MODA porque quiero inaugurar una, la moda de hablar de moda sin que las modas ajenas te afecten en absoluto. La moda de la propiedad individual del intelecto. La moda de reivindicar tus derechos como ser humano. La moda de tender la mano al prójimo.  La moda de que se cierra una ventana y se abre una puerta –y no al revés, coño-. La moda de quererse e imaginar que no existen los prejuicios pero el respeto aun respira. La moda de la expresión sin miedo.

Campari por Wanda Buff

Campari por Wanda Buf

¿Por qué ahora? No lo sé, sinceramente, tal vez es la influencia de esa moda que finge ser algo cuando se limita a ser un superviviente más al lado de Aída Nizar; esperando su juicio. Puede que Alyosha Quooss me haya hecho replantearme alzar los brazos para manifestar mi propia inocencia frente los espejos de un probador. Puede que Carlos Calvo Mangas haya puesto algo de hilo para tejer mi futuro, puede que el recuerdo más que presente de una Samantha Domínguez jovenzuela me despierte algo de ánimo de batalla. O que una Melania Pan me presione, en mi cabeza, a hacerle tantísimas preguntas…. Puede que incluso hayan sido mis amigas, Raquel, Montse, Desiré, Marta, Gisela, Laura o Ainhoa quienes me inspiran día a día con situaciones básicas –básicamente imprescindibles-. Puede que sea el fotógrafo Raúl Bonatiu o Pedro Pan de Neo2 con sus calmas filosofías. Puede que haya sido Coral Garret con su ajetreo vital sin el que no podría vivir. O tal vez hayan sido mis padres, haciéndome y deshaciéndome feliz tempestuosamente. También puede ser el mismo Fabi  y su incansable desinterés. Puede que el futuro gran director Ignacio F Rodó y sus conversaciones planas pero eficaces –muy a lo Cillit Bang-.  O puede que, al fin y al cabo, haya sido yo misma quien haya tomado una decisión que nadie sabe aún y digo ahora. Irme a Londres en septiembre, A París en Octubre y mandar a tomar por el culo el destino que yo misma me estaba labrando, y yo misma puedo deslabrar: La desgracia, la pena, la amargura, el desamor. Decido cambiar todo eso por mi sueño: Escribir. Escribir lo que me salga, siempre manteniéndome en una línea –teniendo en cuenta al mentor Alfonso Sánchez-. En mi línea, en mí. En mi sueño, en mi vida. Decido seguir hasta que la muerte nos separe a mí y mi otro yo –que viene también a ser yo misma-.

Deformada pero Alegre por Wanda Buf

Deformada pero Alegre por Wanda Buf

NU NAME is under RE CONSTRUCTION

Nos vemos en septiembre con cara limpia, más fuerzas que nunca y cosas que contar. Porque no sé hacer otra cosa que eso, sentir mis pasiones y escribirlas. Al fin y al cabo la moda es vida, la vida es moda, y es que, gamusinos de la noche, quien no llora no mama y esto es lo que hay:

Moda, por y para la moda.

Esta soy yo y esta quiero seguir siendo.

Inés

 

Esta entrada se publicó el agosto 17, 2011 en 10:10 pm y se archivó dentro de TRENDS. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “Moda por y para la Moda: Nu Name under Re Construction

  1. De hecho siempre que intentes hacer algo como medio y no como fin fracasará, signora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: